jueves, 11 de febrero de 2016

EL USO DE PARCHES

En muchas ocasiones, después de haber  realizadado la obra llegamos a un punto en el que queremos hacerle modificaciones, pero que con métodos de corrección no es posible. En estos casos, el recurso que nos queda es hacer parches; esto lleva bastante tiempo, así es uno mismo quien tiene que decidir si sale a cuenta o dejar el dibujo como está.


Si en un dibujo realizado se quiere rectificar, se hará una copia con un papel cebolla antes de recortarlo en el papel principal, a continuación se recorta la hoja con un escalpelo, rebajando le los bordes del parche en su revés, con el fin de rebajar desde el centro hacia el borde exterior . Se pega el parche en la ilustración con un poco de cola y cuando se reproduzca la ilustración la cámara no captará el parche y leerá el papel como blanco. Sí el parche es perfecto, cosa que requiere práctica se puede pintar encima del error como si no hubiese pasado .

No hay comentarios:

Publicar un comentario